Aprende a cuidar tu ramo Blooms

Compartimos nuestros trucos para prolongar al máximo la vida de tu ramo Blooms

Es bien sabido que las flores aportan una felicidad instantánea y que tener flores en casa es beneficioso para la salud. Nos ayudan a subir los niveles de energía, reducen el estrés y estimulan la creatividad y la productividad. 

En Blooms somos muy conscientes de los beneficios de tener flores en casa, y por eso cada semana ofrecemos una nueva creación con la que sorprenderte. Flores de temporada y otras flores especiales y originales para que las combines a tu manera y puedas disfrutar de ellas durante al menos 10 días. 

Parte del placer de tener flores en casa es jugar con ellas, observar cómo cambian cada día y, por qué no, aprovechar los tallos para decorar la casa con diferentes jarrones a medida que pasan los días. En anteriores post os contábamos cómo crear vuestro ramo Blooms para el tamaño pequeño, tamaño mediano y tamaño grande. Las posibilidades son tan amplias como tu imaginación alcance. 

 

 

Sin duda una de las partes más importantes para disfrutrar de tu ramo Blooms en casa es el cuidado de las flores. Con unos cuidados básicos conseguirás prolongar al máximo la vida de tus flores y disfrutar de ellas durante más tiempo. Si sigues estos consejos de cuidado estamos seguros de que notarás la diferencia pasados los días. 

 

Cuidados de las flores

  1. Cuando recibas las flores en casa, abre el envoltorio y coloca las flores sobre la mesa.
  2. Corta por lo menos 3cm del tallo de cada flor con unas tijeras o cuchillo afilado en un corte diagonal de 45º. Con esto conseguirás que el tallo de la flor absorba mejor el agua y el nutriente. 
  3. Una vez cortado el tallo, es el momento de preparar el jarrón. Asegúrate de que está limpio y añade 1litro de agua junto con la bolsita de conservante que acompaña a las flores. Mezcla bien hasta que se disuelva por completo. 
  4. Comienza colocando las flores en el jarrón, evitando que las hojas entren en contacto con el agua, ya que podría contaminarla. 
  5. Cuando ya tengas listo tu ramo, busca un lugar de casa para colocarlas sabiendo que a las flores no les gusta ni la luz solar directa, ni focos de frío o calor como radiadores o aire acondicionado. Evita ponerlas cerca de un frutero, ya que la fruta emite un gas perjudicial para las flores y hace que se marchiten antes. 
  6. Pasados 2-3 días o cuando veas que el agua comienza a amarillear, retira las flores del jarrón y repite el proceso: corta 2cm de tallo, cambia el agua y añade conservante. 
  7. Repite este proceso cada 2-3 días retirando las flores que empiecen a marchitar. 

 

Siguiendo estos cuidados, conseguirás que tus flores luzcan de la mejor manera y resistan mejor el paso de los días. Aprovecha cada vez que cambies el agua para crear una nueva composición jugando con diferentes alturas o jarrones o combinaciones de flores. ¡Forma parte del juego!

Y recuerda que cada ramo Blooms es único: crea el tuyo como más te guste y diviértete jugando con las flores.