5 consejos para cuidar tus flores en verano

Cuando hace calor, tu ramo necesita un cuidado extra

¿Tus flores se marchitan más rápido de lo normal durante los meses de calor? Incluso dentro de casa, las flores necesitan una dosis extra de cariño y atención durante el verano debido a las altas temperaturas. Mike Bourguignon, nuestro especialista en el cuidado de las flores, comparte 5 consejos para conseguir que tus flores resistan el calor en verano y prolongar así la vida de tu ramo Blooms. 

 

En habitaciones con una temperatura superior a 22º es posible que notes cómo tus flores marchitan más rápido de lo normal. Esto se debe a que el calor hace que se acelere el proceso de floración y especialmente en aquellas flores de cultivo con raíz, como los lirios, las peonías o los gladiolos, que son las flores que peor resisten el calor. 

 

Afortunadamente, hay algunos trucos que puedes seguir para mantener tu ramo fresco el mayor tiempo posible, incluso en una ola de calor. Las causas más habituales por las que las flores marchitan antes de tiempo, y nuestros consejos para evitarlo son: 

 

1. Muy poca agua

 

Igual que nosotros, las flores necesitan más agua cuando hace calor. Sumado a que el agua del jarrón se evapora más rápido con temperaturas más altas, notarás que tus flores están sedientas y piden agua con más frecuencia. 

 

Consejo de Mike: Vigila si tus flores se ven secas. ¡Manten esos tallos hidratados! Añade agua para que tu jarrón esté siempre lleno y renueva por completo el agua con conservante cada dos días.

 

2. Agua sucia

 

No solo el agua se evapora antes en verano, sino que las bacterias crecen más rápido en climas cálidos. Cuantas más bacterias tenga el agua, más mustias parecerán tus flores.

 

Consejo de Mike: Si normalmente cambias el agua cada tres o cuatro días, en verano hazlo cada dos días. Añade agua tibia, ya que hay menos oxígeno en ella y reduce el crecimiento de bacterias en un 85%. Recuerda limpiar el jarrón cada vez que cambies el agua y, si notas que el agua se calienta con el paso de las horas, añade cubitos de hielo para mantener una temperatura tibia. ¡Tus flores te lo agradecerán! 

 

 

3. Lugar soleado

 

Nos encanta cuando sale el sol, pero tus flores prefieren brillar en un lugar con algo de sombra. 

 

Consejo de Mike: Comprueba que el lugar que has elegido para tu ramo es sombrío. Cuando hace calor, la humedad que las flores han absorbido en las hojas y los pétalos se evapora rápidamente. La luz directa del sol los quema y los seca.

 

4. La temperatura

 

A pesar de que amamos una agradable brisa de verano y nos complace abrir la ventana en un día caluroso, a tus flores les irá mejor si no están sujetas a cambios drásticos de temperatura y corrientes.

 

Consejo de Mike: Coloca tus flores en un lugar protegido y mantenlas alejadas de ventanas y puertas abiertas que estén sujetas a corrientes de aire. Evita encender el aire acondicionado para enfriar una habitación rápidamente.

 

5. Caliente y molesto por la noche

 

A cualquiera que le preguntes, te dirá que dormir en un dormitorio demasiado caliente es prácticamente el único inconveniente del verano. Tus flores están completamente de acuerdo.

 

Consejo de Mike: Pon tu ramo en un lugar fresco por la noche. Confía en nosotros, ¡las hace realmente felices!

 

¿Todo listo? ¡Disfruta del sol! Y de tus flores, por supuesto.

 

Si todavía no recibes Blooms en casa, suscríbete y deja que te sorprendamos cada semana con una nueva creación floral.